Ética

La Wicca está basada en la Hechicería, en el Esoterismo, es decir, en el Conocimiento Espiritual Secreto. Sin embargo, mientras que la Hechicería Simple es sólo un conjunto de conocimientos, una serie de técnicas (que se pueden usar para cualquier objetivo) la Wicca es una Religión -basada en la Hechicería- pero que incluye Reglas Morales ("Mandamientos") entre los cuales destaca la Rede Wicca, que dice "Haz lo que quieras, a nadie dañes". También entre nuestros Principios figura "No aceptamos ganar poder a través del sufrimiento de otros, ni aceptamos beneficios personales que causen perjuicios a otros seres humanos" (#12) Por lo tanto, el hecho de que poseamos ciertas habilidades (mágicas) no significa que vayamos a utilizarlas para el mal. Nuestra misma Religión lo prohíbe. Es más fácil entenderlo cuando lo comparamos con otros tipos de poder, por ejemplo, la capacidad destructiva de un Artista Marcial: Si bien un Cinto Negro de Karate sabe cómo matar a una persona, en formas rápidas y efectivas ¿Acaso andan por la calle asesinando gente? Por el contrario, el poseer el Poder otorga una seguridad tan grande que casi nunca se hace necesario utilizar el Conocimiento de forma violenta. Además, todo Conocimiento provoca cambios en la persona que lo adquiere, y ese fruto es la Sabiduría, el entender que hay mil formas mejores de solucionar un problema, que con violencia. Y esto se aplica tanto a nivel físico como mágico.

Más sobre Ética y Moral